Por Ariel Cruz y Fernando Huerta

La creencia popular dice que las mejores máquinas y el mejor servicio se encuentra en el sector oriente de la capital. ¿Es efectiva esta afirmación? En este reportaje se indaga -entre otros temas- la realidad de empresas con contextos socioeconómicos diametralmente opuestos, y cuyos criterios son muy distintos, al momento de asignar la flota a sus respectivos recorridos. Esto se respalda, además, con estadísticas y datos de cuáles son las empresas con la flota más moderna del sistema.

Ad portas de las nuevas bases que el Ministerio de Transportes está elaborando para la licitación del Transantiago, lo que implicará que los recorridos de Alsacia, Express, Redbus y STP, renueven gran parte de sus máquinas, se hace imperioso conocer cuáles serán las directrices que seguirán las empresas para adquirir los buses. ¿Se privilegiará la comodidad de los usuarios?, ¿se optará por vehículos más ecológicos y que generen menos ruido? o ¿para combatir la contaminación se traerán buses eléctricos? ¿Quién asumirá el costo de traer la nueva flota, el estado o las empresas?

En estos momentos, el Ministerio de Transportes está trabajando en las nuevas bases de licitación para Transantiago. Inicialmente, los recorridos de Alsacia, Express, Redbus y STP debían ser licitados en este año, junto con renovar parte importante de sus buses.

Entre estas 4 compañías suman más de 3.150 buses, 6.670 unidades componen la flota. Varios de estos buses están al límite de su antigüedad, especialmente las unidades de Alsacia y Express que llegaron en 2005 para el inicio del plan de transportes. Ya se negoció con STP para extender su contrato bajo el compromiso de renovar 54 unidades. De ellas, 25 buses serían eléctricos.

Pensando en la nueva licitación, varias empresas han probado buses de diferentes tecnologías. Existe 1 bus híbrido (Vule), 10 unidades Euro 6 (Vule, Express, Metbus, Redbus y STP) y 3 buses eléctricos (Vule y Metbus). Gloria Hutt, ministra de Transportes, adelantó que se planea incorporar 120 buses eléctricos para el recorrido 516 en este año.

Además, los buses llegan con un nuevo estándar superior desde 2014, cuentan con norma Euro V, puertas a ambos lados y son mucho más largos. Entre las unidades de prueba y los buses de nuevo estándar suman 435 buses repartidos en todas las empresas.

Un dato no menor: la demanda de Transantiago cae un 2% anual. Con respecto a la incorporación de nuevos buses para favorecer el uso del transporte público, Sebastián Astroza, Doctor en Transportes de la Universidad de Texas en Austin, comenta que “ayuda, pero no es suficiente. Además del bus en sí, se debe mejorar el servicio. Tener mayores frecuencias, mejor confiabilidad, tiempos de llegada y tiempos de viaje conocidos por las personas de antemano”.

Todavía no hay definición sobre cómo serán los buses que renovarán el Transantiago, aunque la Ministra ha comentado que podrían ser adquiridos por el Estado y arrendados a las operadoras. Para los efectos de este reportaje, se conversó con Roberto Vackflores, Diseñador Industrial y académico de la Universidad Diego Portales, quien fue uno de los encargados de proponer el estándar actual.

Cómo y dónde se asignan los buses más nuevos de la ciudad

Se pudo constatar, en terreno, que existen varios criterios para asignar estos buses. Tras una exhaustiva medición en el horario Punta Tarde, se verificó cuáles son los recorridos con más buses de nuevo estándar.

Algunos de estos recorridos cuentan con estos buses nuevos debido a reasignaciones hechas desde el Ministerio. Es el caso de los servicios 213e y 712 de STP, que eran de Subus y Alsacia, respectivamente. Lo mismo ocurre con el 424 y 546e de Metbus, ambos eran operados por Express. Estos recorridos mayoritariamente son operados con buses nuevos. En los demás recorridos la elección pasa por otros factores.

Los otros recorridos con más buses de nuevo estándar corresponden al I09 (Vule) con más de 30 buses distribuidos en sus variantes, los servicios 406 (Express), B16 (Redbus), F05, F06 y F20 (STP). Un caso especial es el servicio C02 de Redbus que, aunque no concentra tantos buses de nuevo estándar, sí tiene los más ecológicos de la empresa.

En el gráfico, se puede apreciar la cantidad de buses de nuevo estándar en estos recorridos, en relación con la Flota Máxima que estima el Ministerio de Transportes. En algunos casos, las empresas operan con menos buses. Esto se da en los recorridos 424, 546e y 712 donde todas las unidades son de nuevo estándar.

Pese a que existe un número de buses asignados, en la práctica, no todos los buses trabajan simultáneamente. Entre las 17:30 y las 21:00 horas, se puede constatar que el servicio 213e es operado con 19 unidades. No obstante, al revisar un horario en específico, solo entre 9 y 12 buses están trabajando.

Redbus: El caso de San Carlos de Apoquindo 

San Carlos de Apoquindo es un sector de Las Condes, considerado parte del barrio alto y tiene los servicios C02 y C02c. Estos recorridos tienen 3 de los 4 buses Euro VI que tiene Redbus, recibiendo además la flota más nueva de la empresa.

Felipe Vásquez, Supervisor de Redbus en estos servicios, destaca que “cada vez la demanda sigue subiendo. En 2007, este recorrido se hacía con minibuses y hoy en día se hace solo con buses más grandes”, enfatiza.

Son las 16:30 horas, hacemos el ejercicio de bajar en un bus, desde San Carlos de Apoquindo al Metro Los Dominicos, y comprobamos in situ que, pese a la buena frecuencia y a tener las máquinas más grandes de la empresa, el bus se repleta en el segundo paradero, quedando  gente sin poder subir.

Dentro de la empresa, hay varios recorridos con alta demanda que no reciben buses de nuevo estándar. Los casos más llamativos son el servicio C01 Metro Francisco Bilbao – Cerro 18 y B03 Miraflores – Cerro Blanco, ambos pasan por poblaciones. Esto corrobora lo planteado por Felipe Vásquez, en el caso de Redbus, el criterio de asignación de estos buses en Redbus responde a buscar recorridos con baja evasión, poco vandalismo y alta demanda.

Las zonas favorecidas por Redbus corresponden a los recorridos de Metro Vespucio Norte, especialmente el B16 que sirve a Santa Marta de Huechuraba y el sector de Pedro Fontova. Además de San Carlos de Apoquindo, en el sector oriente estos buses se destinan a Los Trapenses, cubriendo los recorridos C10e y C14.  

STP: El caso de Puente Alto

Una realidad completamente opuesta se vive en Puente Alto. Diego Muñoz, Gerente de Operaciones y Estudios de STP Santiago, explica que los buses de nuevo estándar, Euro V, tienen cámaras de seguridad, por lo que son más tecnológicos. Están mejor distribuidos adentro, tienen más asientos preferenciales y contamina menos. Aún así, señala que “siguen faltando otros elementos, como son los asientos acolchados, pensando en trayectos de larga duración”.

Hay una unidad Euro 6 que incorpora esta mejora, los asientos acolchados son vistos como un aporte para viajes largos (como el servicio 712, el más largo de Transantiago). Reconoce que una parte de la población cuida los buses nuevos y agradece su operación, otra se dedica a vandalizarlos.

Los recorridos F03, F05, F06 y F20 sirven a las comunas de Puente Alto, San Bernardo, La Pintana, El Bosque y La Cisterna, pasando por varias poblaciones como El Castillo -que es un sector de alta complejidad- en el caso del F06.

A nivel ciudad, estos servicios son los que tienen más buses nuevos, derribando el mito de que los mejores buses están en el barrio alto. Más de 60 buses funcionan en estos 4 recorridos, siendo en conjunto la zona donde existen más buses de nuevo estándar.

Un caso aparte son los recorridos 213e y 712 que deben tener buses nuevos por ser reasignaciones del Ministerio de Transportes. Con la extensión de contratos y la adquisición de 24 buses eléctricos, estas unidades vendrían a renovar todos los buses del recorrido 213e, los cuales serán destinados a otros recorridos. 

Buses Vule y sus unidades ecológicas

Buses Vule es la empresa que ha probado más tecnologías en Transantiago: buses híbridos, Euro VI y eléctricos. Este último se incorporó en Enero 2018, es una unidad Yutong E12 de origen chino, cuenta con aire acondicionado y piso bajo en todo el bus, además de otras características que lo hacen un vehículo de mayor calidadDentro de los anuncios del Gobierno, se adelantó que Buses Vule tendría 75 nuevos buses eléctricos a fin de año

La política de la empresa ha sido probar estos buses más ecológicos en diferentes recorridos. El bus eléctrico trabajó en conjunto, con el bus híbrido y las unidades Euro VI, en el recorrido 315e, que va desde Quilicura a Plaza Italia por autopista.

Esto lo hacen para probar y comparar la performance de cada bus. Posteriormente, movieron todos estos buses a La Florida, trabajando en los recorridos E07 y E11. Actualmente, el bus eléctrico circula en Maipú por el servicio I09. El resto continúa en La Florida.

Al respecto, Sebastián Astroza comenta que los buses eléctricos son una gran opción para renovar el Transantiago. “No tienen su vida útil limitada por la del motor”, añade.

En el caso de Buses Vule, los criterios de asignación de estos buses ecológicos tienen que ver con demanda y probar algunas condiciones que tiene cada recorridoLa logística no ha sido un tema complejo para la empresa, el bus eléctrico tiene su cargador en Lo Marcoleta (Quilicura) y de todas maneras va a realizar servicios en Maipú y La Florida, probando su real autonomía.

El futuro del transporte: los buses eléctricos

Al margen de la nueva licitación, el Gobierno ha comprometido buses eléctricos con Metbus y Vule. Para fines de este año, la ciudad debería tener 200 buses eléctricos circulando en corredores de transporte público. Los recorridos confirmados como beneficiados son el 213e (STP) y 516 (Metbus).

En Vule, todavía no hay definición de los recorridos donde se emplearían, no obstante, el servicio I09 trabaja en el corredor de Avenida Pajaritos y es un servicio de alta demanda. Estos 3 recorridos tampoco corresponden a lo que se puede denominar “barrio alto”.

La renovación de flota, que conlleva la implementación de estos buses eléctricos, además de los buses de la nueva licitación, modernizará el transporte público de Santiago, generando beneficios ecológicos, viajes más cómodos y por consiguiente, una mejor calidad de vida para los usuarios en gran parte de la ciudad.